15 diciembre 2012

J´aimerais jouer avec un piano qui aurait une grosse queue.


Tocar y jugar con un piano. Un piano que tuviese una cola gruesa. Eso es lo que querría.

Los dedos sobre el teclado traicionan pensamientos obsesivos.

Tocar y jugar con un piano. Un piano que tuviese una cola gruesa. Eso es lo que querría.

La música (composición, organización) y el oficio (trabajo) no pueden evitar que tenga un sentido lo que sentido no tiene.

Tocar y jugar con un piano. Un piano que tuviese una cola gruesa. Eso es lo que querría.

La música dice sin poder decir lo que en las notas está inscrito sin estar inscrito.

Tocar y jugar con un piano. Un piano que tuviese una cola gruesa. Eso es lo que querría.

Desmontar o montar los sistemas o el sistema no es un acto musical formal.

Tocar y jugar con un piano. Un piano que tuviese una cola gruesa. Eso es lo que querría.

La música no es un arca que pueda salvarnos del diluvio. Contra ella se tendría que decir lo que no se puede decir.

Tocar y jugar con un piano. Un piano que tuviese una cola gruesa. Eso es lo que querría.¡La música!

¡Ese tenue olor de carroña que extasía!

J´aimerais jouer avec un piano qui aurait une grosse queue. Walter Marchetti (1975).

Obra con la que cierra la exposición en el Centro José Guerrero en Granada de "Música y Acción".

No hay comentarios: