08 abril 2011

Desayuno para dos.

- [...] Grandes cosas pueden ocurrir en una noche como esta.
- Y ocurren, ¿verdad Jonathan?
- ¡Grandes cosas! ¡Nacen planetas, se conquistan Napoleones, se ganan mujeres!
- ¡Y yo quería besar al policía de la redada que nos permitió conocernos!
- Planetas... Napoleones... Mujeres... ¡Las cosas que pueden decirse cuando se ha bebido!