07 diciembre 2010

Días de dulces y parancetamol.

Lo único bueno de estar deprimida es que tienes todo el derecho del mundo a atiborrarte de marranadas y dulces.

Ayer estuve recuperandome de la fiesta sin descanso de este puente y aproveché para ponerme mala de la garganta (ya estaba tardando).

Así que nada, me he puesto A Wong Foo, gracias por todo, Julie Newmar y Bienvenidos a la casa de muñecas, he comprado muffins debajo de casa y me he metido una buena dosis de medicinas.

Esta noche inauguración del piso de Tareq :)

No hay comentarios: